Silent Pain

Un foro de rol nuevo pero no por eso menos activo. ¡Únete a esta por ahora pequeña comunidad! Un solo click Razz



 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Entrada del templo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Narrador

avatar

Nivel Nivel :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 13/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Entrada del templo   Jue Abr 15, 2010 4:26 pm

El templo de Asuras es conocido por ser el poseedor de las gentes mas generosas y caritativas de todo Heaven, cosa que es mucho decir, teniendo en cuenta lo dispuestas a ayudar que están las gentes de los templos, los sacerdotes y sacerdotas, sus empleados...
Todos trabajan en sustitución a un dios que los dejó abandonados cuidando por el de las criaturas a las que dejó allí a su suerte.



Esto le sonarían palabras duras a cualquiera, pero es la verdad. Y todos lo saben.
Otra cosa es que no se suela decir ni admitir públicamente, y menos en este templo.
Y es que además de eso, son los mas devotos, creyentes y exigentes en su creencia, y la de los demás.
Si, son capaces de comerle el coco a cualquiera.

Pero una cosa no quita la otra, y es que está plagado de buenas gentes.

La entrada al templo se compone de unos jardines realmente bien cuidados, con flores de todas las tonalidades, cuidadas a la perfección dia si dia también, resultado de la obra de los jardineros profesionales con lso que cuenta la instalación, siempre tan perfecta, impoluta. Un modelo a seguir para cualquier templo.
Volver arriba Ir abajo
Azmaria
Vocalista
Vocalista
avatar

Nivel Nivel :
1 / 1001 / 100

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 08/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: Entrada del templo   Jue Abr 15, 2010 4:37 pm

*Después de salir de casa, había caminado bastante no lo negaba y podía decir que aunque no estaba cansada, o no al menos tan cansada como para pararme todo el día allí.

Aun así me acerqué al templo, en cierto modo me entraban ganas de conocer ese lugar, desde que había muerto mi tutor casi no salía de casa y si lo hacía era con Riot de compras, por lo que nunca había ido tan lejos.

Había tanta gente que podía verse desde muy lejos del templo, pero eso no me detuvo. Esperé pacientemente hasta que pude llegar a la puerta del templo o al menos las escaleras de este. Me quité la mochila y la dejé en el suelo apoyándola en la pared, y yo con ella. Solté un leve suspiro que ciertamente parecía de aburrimiento, pero no lo era sino que era de alivió y a la vez preocupación.

Sabía que al irme, los rumores iban a extenderse por todo el lugar, aunque me daba igual sentía cierta impotencia ante ellos. Pero no debía pensar en ello ahora. Sacudí la cabeza y miré al templo, realmente era impresionante, tanto que podía quedarme mirándolo sin importar el paso del tiempo.*
Volver arriba Ir abajo
Narrador

avatar

Nivel Nivel :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 13/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: Entrada del templo   Vie Abr 16, 2010 3:54 pm

Allí, apoyada ante la pared de al lado del templo, tras suspirar y encerrarte durante unos instantes en tus pensamientos, pudiste ver con mas claridad a la multitud de gente que se reunía al rededor de algo, o alguien.
Si, alguien.
En el centro había una mesa redonda, de jardín, sobre la cual se encontraban de pie dos individuos.
La mesa, aun así, soportaba perfectamente su peso, al ser de pura piedra.
Pero no era precisamente de grandes dimensiones, y ambos estaban incómoda e intranquilamente juntos, el uno al lado del otro, pero sin tocarse.

Se trataban de un ángel y un..., ¿demonio?
¿Allí?
¿Precisamente allí?
¿Pero de que iba ese tio?
En un templo consagrado al abendición de un dios que no era el suyo, en el cual fluía una enorme cantidad de magia divina que se podía casi palpar en el aire, y por si fuera poco rodeado por un montón de ángeles.
Y es que era el único demonio de aquel lugar.

Aquel lugar, tan bondadoso y divino, en el cual por primera vez en quizás milenios reinaba un absoluto y presisamente lo que se diría poco sereno caos.
Todo era ruido, de gente hablando sin el menor sentido de la educación por guardar silencio en tal lugar.

Ambos, angel y demonio, estaban, así de incómodos, sobre la mesa, mientras la gente comentaba entre ella lo que fuera, mirandolos siempre con el rabillo del ojo.
Y ellos, como esperando a que pararan de hablar de una vez para poder al fin volver a reanudar el habla de aquel discurso que se había visto interrumpido precisamente en el momento de tu llegada.

Y ahora te fijaste en ellos.
El primero, el demonio, parecía tener tu edad.



Lo tenías de frente, y se mantenía mirando con una serenidad impresionante a la multitud de gente, a veces con un brillo de desesperación en su mirada, de una tonalidad azul con vicio al gris.
La primera, una tonalidad, sin duda, extraña en un demonio.
Por lo que veias desde allí parecía tener el pelo corto, era rubio.
Iba vestido con uan camisa blanca elegantísima, cubeirta por una chaqueta negra sin mangas. Las manos se las cubrían unos guantes blancos no menos elegantes, y alrededor del cuello llevaba una especie de tela a modo de corbata.
Y era realmente apuesto, cosa que no podía pasar por desapercibida.

A su lado, reposaba la angel, erguida, intranquila y visiblemente nerviosa.

Era bastante menor que tu. Debía tener unos 70 siglos, y no parecía estar muy acostumbrada a las multitudes de gente, por si visible actitud tímida y nerviosa, poniendose de vez en cuando roja al notar que la gente o se los quedaba mirando, o los miraba con el rabillo del ojo.
No se sentía comoda siendo el centro de atención, y el que parecía llevar las riendas de todo aquello debia ser sin duda el sereno joven de al lado suya.
Y ella, no era menos hermosa que el.
Pese a su infantil y corta edad, poseía unos enormes e impresionantes ojos color gris tirando al verde, de largas pestañas.
Los rasgos finos de su rostro le daban mas aires de inocencia, tan perfectos y harmoniosos.
Realmente daba la impresión de ser de las criaturas mas hermosas que pisaran aquel mundo, y esta belleza no pasaba desapercibida a ojos de nadie.
Llevaba el pelo corto de un color castaño claro, claramente mas largo por delante que por detrás.

De pronto, un grito terminó con aquel caos y ruido, reclamando silencio, el cual reinó por fin por encima de las palabras de aquella gente a la cual los sacerdotes y sacerdotas del templo intentaban tranquilizar y acallar.
El grito no llegó a saberse de quien provenía, pero resultó eficiente.

Al fin reinando allí el silencio, el joven se aclaró la garganta, agradecido de que pduiera continuar con su discurso.

-Ajá, como lo oís.
Sería mezquino por vuestra parte mostrar incredulidad ante mis palabras, al encontrarnos precisamente en este templo que muestra tal devoción hacia uno de los dos dioses desencadenantes de esto-
su tono de voz era tranquilo y sereno, y entre sus palabras iba colando de vez en cuando alguna que otra medio sonrisa que no pretendía ser precisamente seductora por mucho que lo resultara, que encandilaría a quien fuera a quien fuera dirijida. A nadie, para desgracia del universo-. La leyenda lo dice claramente.
Quiere decirnos que, al abandonar este mundo y dejar a sus criaturas no menos abandonadas en el, nosotros, los dioses aun velaban por nuestra seguridad allá donde fuera que se hubieran ido. Un hecho que duele a muchos, pero es cierto. Aun así, esto podría acalmar ese profundo dolor, ¿no?
Esto está queriendo decir que los dioses no nos tenian tan abandonados, que aun tienen un ojo puesto en nosotros y, por alguna razón desconocina, han hecho llegar a nuestros oidos esta información.
Antes de marcharse, nos dejaron algo.
Un tesoro, el Silent Pain.
Las leyendas dicen que posee objetos de origen divino, que se remontan a la época de cración Objetos de los cuales no sabemos nada, y que posiblemente ninguno de nosotros haya visto en la vida. Obejtos de gran valor, y sin duda utilidad.
Al menos, yo no lo dudo.
Y es que no deberíans er poco necesarios precisamente ahora que los dioses parece ser que pretendan que demos con ellos.
¿Por qué, si no, precisamente ahora hacen aparecer de la nada estas leyendas, rumores...?


-De nuevo, el ruido volvió a reinar en el lugar-.

La chica, por el contrario que el chico, no parecía tener mucho que ver en todo aquello, ya que se mantenía callada, en silencio y sin mover un solo musculo, como intimidada por tanta gente.
El que parecía llevbar las riendas de todo aquello era sin duda el chico.

Y de pronto la gente volvió a callarse, ante un grito de un anónimo entre la multitud, que soltó;

-¿¡Y como sabemos que esto no es mas que un farol!?
¡No se puede saber de donde habeis sacado la información, es la primera vez que oimos esto!

El joven demonio medio sonrió, y bajó de la mesa con un pequeño y elegante saltito.
E, impresionantemente rápido, como si el apuesto joven fuera portador de algún temible virus, la gente de alrededor se apartó al instante. Evitando tocarlo ante todo.
El chico no pareció mostrar ningún tipo de reacción ante aquel hecho, como pasándolo de lado. Y no parecía que le molestara en absoluto. Casi le complacía.

Y no debía ser para menos.
El instinto de cualquiera, el maldito instinto implantado por los dioses a saber por qué en ellos, haría que un demonio, entre tantos angeles, al mínimo contacto con ellos y precisamente en un lugar en el que reinaba la energia angelical, que pondría visiblemente intranquilo e histerico a cualquier demonio allí, lo haría salir de los limites establecidos por el sentido común, perderia la consciencia y empezaria a masacrar a todo angel que se le pasara por delante.
Las cosas eran inevitable y temiblemente así.

Nadie osaba ya, tras tantos milenios de existencia, plantearse el por qué de ese caracteristico rasgo entre angeles y demonios que les evitaba cualquier contacto.

_____________________________

Me cago en todo.
Se me borró el primer post, maldita sea, con lo largo que era T.T
Volver arriba Ir abajo
Azmaria
Vocalista
Vocalista
avatar

Nivel Nivel :
1 / 1001 / 100

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 08/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: Entrada del templo   Vie Abr 16, 2010 4:24 pm

*Absorta en mis pensamientos, tranquila y serena. Pero pronto se rompió esa tranquilidad, la gente del templo estaba alborotada y al parecer era todo causa de un demonio y una pequeña ángel subidos a una mesa de piedra no muy grande.

Mi mirada se fijó en el joven demonio, sin duda muy impresionante. Era elegante y guapo realmente, y esa característica de sus ojos claros era lo que me llamaba la atención. La chica sin duda muy bella, era más pequeña que yo en todos los aspectos. Su belleza también era irradian te a comparación de muchos.

Pero no era todo, entre tanto alboroto no me había percatado pero que hacía un demonio en ese lugar de serenidad y paz. Que por su presencia era mancillada con tal alboroto, eso me sacaba de quicio tal tranquilidad rota por un ser como él. Mi cara mostró desacuerdo ante las circunstancias, pero mostró mayor odio hacía él ante sus palabras.

" Que estaba diciendo de nuestros dioses?" estaba claro que quería algo y no me iba a quedar callada escuchándole. Así pues cogí mi mochila del suelo y me la puse en un hombro y me di la vuelta para marcharme, pero no lo hice al escuchar la pregunta de aquel señor entre tantos que estaban a su alrededor.

No pude contenerme y me di la vuelta, en ese mismo instante él bajó de la mesa con gracia y delicadeza. Su sonrisa fue como una puñalada, sonreí satisfecho por el temor que todos tienen. Mi mirada hacía él fue fulminante, tal que parecía que no hubiese nadie más en ese lugar. Una sonrisa se mostró en mi rostro, pero no dulce sino sarcástica y quizás algo malvada.*

- Que es lo que pretendes diciendo eso en un templo, y lo más importante. No deberías sonreí así, puede que las leyendas hayan llegado a nuestros oídos pero eso no quiere decir que sean verdad. Pueden a ver sido infundidas por gente como tu, por un motivo concreto.

Mi tono no fue demasiado alto pero lo suficiente para que me oyese cada palabra pronunciada por mi boca. El tono era sereno y serio, nada de sarcasmo ni enfado, le miré fulminante a sus ojos azules grisaceos.

----------------------

Edito: Edité para ponerle color a la letra que sino no se lee nada ^^


Última edición por Azmaria el Vie Abr 16, 2010 8:37 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ace
Mago
Mago
avatar

Nivel Nivel :
1 / 1001 / 100

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 16/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: Entrada del templo   Vie Abr 16, 2010 7:28 pm

El joven, justo cuando se estaba acercando a la multitud mientras pensaba la contestación a esa última pregunta anónima, te escuchó, y entreabrió la boca en una mueca de sorpresa, aun sin desconfigurar la expresión perfecta y tranquila de su rostro, como en un asombro casi fingido que podía hacer estremecer a cualquiera.
La gente se apartó en cuestión de segundos el trecho de multitud que os separaba al uno del otro. Entre otras cosas para verte mejor, y para serte mostrada a ti misma a él.
Y fijó su a la vez gélida, y dulce de pronto, mirada en ti.

-¿Y cómo es la gente como yo...?- preguntó de repente, dejando de lado todo lo demás dicho por ti misma haría apenas unos instantes, mientras se acercaba a paso tranquilo y lento a ti, con sus andares elegantes y orgullosos aunque fuera solo en parte.
La gente no apartaba la mirada de el, sin pasarles desapercibido el hecho de haber esquivado todas las demás preguntas. En especial, de dónde sacó aquella información que al parecer por ahora solo había pasado por sus oídos.
¿Había algo importante tras la fuente de sus conocimientos?

Pero ahora no podías pensar demasiado claramente, no cuando se te estaba empezando a acercar tan peligrosamente, y a los segundos, unos segundos largos que parecían hacerse eternos, acabó frente a ti, poniendo ambas manos en su cintura e inclinando la parte superior de su cuerpo hacia ti, quedando así vuestros cuerpos separados, pero su cara peligrosamente cercana a la tuya.
Arqueaba una ceja con desdén y curiosidad, esperando así tu respuesta.

Encuanto a la que parecía ser su acompañante, torció el gesto en una mueca de desagrado, como si no le estuviera agradando la actitud tan confiada del chico en aquellos momentos.
Para empezar, nunca debió haberse acercado tan de repente a una masa tan grande de angeles...
...y mucho menos estar a pocos centimetros de la cara de una.

_________________

Tio, me encanta tu personaje x3
Volver arriba Ir abajo
Azmaria
Vocalista
Vocalista
avatar

Nivel Nivel :
1 / 1001 / 100

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 08/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: Entrada del templo   Vie Abr 16, 2010 8:58 pm

* Sonreí satisfecha, al ver que en cierto modo le había fastidiado mi comentario. Así pues no aparte la mirada de él ni un solo segundo, observándolo más claramente cuando la gente dejó un largo pasillo.

Era tal y como suponía, solo contestaba a lo que le interesaba, pero en cierto modo el comentario era exactamente para que me hiciera esa pregunta.

Al ver como se acercaba poco a poco, hice una mueca de desacuerdo pero a la vez desconcierto. Mis ojos seguían cada uno de sus gráciles movimientos que poco a poco estaban mas cerca de mi. Aunque me había parecido una verdadera eternidad, pero después de todo no lo había sido. Mis ojos se abrieron por completo al verle tan cerca. Su rostro tan cerca del mío hizo que ciertamente me pusiese nerviosa, pero respiré hondo y me calmé, o al menos lo intente.

-Gente como tú*Repetí*-
Tan simple como que solo buscáis atención de la gente y seguramente aprovecharse de algún ingenuo que crea en vuestras palabras.

*Solté en un tono más bajo al tenerle tan cerca, miré de reojo a la otra chica que al parecer no le agradaba mucho tal acercamiento del muchacho hacía mi se quedo en su sitio y callada. De nuevo miré al chico y sonreí alzando una ceja.*

------------

Eto... gracias xDD
Volver arriba Ir abajo
Ace
Mago
Mago
avatar

Nivel Nivel :
1 / 1001 / 100

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 16/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: Entrada del templo   Sáb Abr 17, 2010 12:00 pm

El chico, aun con las manos en su cintura en un gesto de desdén, volvió a erguirse, separando así su rostro de enfrente del tuyo, devolviéndote la sonrisa, pero esta vez sin arquear la ceja, pero con un brillo de misterio en sus ojos.

-Conque eso piensas.
Y eso debéis pensar todos...-
se dijo en voz baja casi para si mismo, decepcionado, llevándose una mano a la barbilla, en un gesto pensativo.
Entonces te dio la espalda, y, dirigiéndose a todo el mundo, soltó;
-¿Qué hay de malo en creer en una leyenda que habla, ni mas ni menos, de que los dioses son aun mas impresionantes de lo que pensamos?
¿Tanto, que han guardado en nuestro mundo un gran imsterio oculto en forma de tesoro...?
¿Y cuya información nos han hecho llegar precisamente ahora?
Quizás sea señal de que algo gordo está a punto de producirse, algo importante a escala mundial, ¿no?
Algo que nos afectaría a todos...
¿Debemos ignorar, pues, sus llamamientos?
¿Qué tipo de ángeles seríais, si tan debotos que os creeis, no podéis creer en esto?
Que los demonios dudaran..., pues todavía.
¿Pero vosotros?, ¿y encima en el mismísimo templo de vuestro dios?


Tomó aire tras aquel largo discurso, como intentando pensar en sus próximas palabras.
No parecía alterado, ni mucho menos molesto con las palabras de sus oyentes, ni con las tuyas.
En cierto modo, parecía que lo comprendía, pero por alguna razón se empeñaba en haceros creer aquello.
Pero no tenía pruebas...
¿Quién podría creerle?

Suspiró.

-Queréis saber de donde sacamos esta información, ¿no?
Queréis pruebas.
No lo he dicho antes, para evitar incrédulos desde un mismo inicio, pero no pudo atrasar mas lo inevitable.
Nosotros dos-
empezó diciendo de nuevo, refiriéndose a el y a su acompañante-, estábamos caminando por las calles de Strish cuando sucedió.
Un hombre, desvalido y herido de gravedad, entró a la ciudad, y empezó a correr como loco por las calles, gritando un mensaje.
Nosotros estábamos en una de esas calles, precisamente cuando cayó debilitado y al borde de la muerte al suelo.
Una gran masa de gente se amontonó a su alrededor, nosotros incluidos.
Y con sus últimas fuerzas, nos lo pudo decir...:-
y volvió a coger aire, preparándose para una nueva larga charla;-
"Corren rumores de que los dioses, al abandonar el mundo con sus criaturas en el, dejaron el "silent pain" escondido en alguna parte del mundo, y que según dicen es el nombre de un tesoro con millones de reliquias de los tiempos de la creación de Jigokusora con un valor de al menos 100.000 HH cada una.

"Dolor en silencio..."
Pero no solo eso, el que lo encuentre, el que logre dar con el tesoro de dioses, entenderá el sentido de la vida..., el motivo de la creación de Jigokusora, el por qué de la creación de dos especies de contrarias naturalezas destinadas a luchar entre si por toda le eternidad, y que ahora empezarán a combatir entre ellos de nuevo para dar antes con el Silent Pain que la especie contraria".


La verdad es que no entendí muy bien esto último...
¿Pretende que ángeles y demonios compitamos entre nosotros en una especie de caza del tesoro?
¿O solo nos estaba avisando de algo que sucederá?
Me ha... descolocado bastante, pero yo le creo.

Aun con todo, tras ello, el murió.
No podemos saber de donde sacó la información... Eso es lo que quiero decir.
Y ya no puedo decir nada mas.
Quien decida creerme, genial.
Quien no..., allá el.

Pero por lo que he contado, ya podés imaginaros que en Strish la noticia ya es un hecho mas que conocido por todo el mundo, y yo no soy mas que uno de los presentes que está decidiendo contribuir a escampar la noticia por las demás ciudades.

Y dudo que no hayan mas como yo que lo esten haciendo ahora mismo...


Entonces, reinó un silencio sepulcral.
Nadie se atrevñia a replicar ni preguntar nada mas.
Había respondido a todas las preguntas de la multitud de golpe.
Y como si viera que se había salido con la suya, que había cumplido con su misión, y como si estuviera orgulloso de ello, lanzó a todo el mundo una larga medio sonrisa de éxito.

Entonces, se giró hacia ti.

¿Qué me dices?
Volver arriba Ir abajo
Azmaria
Vocalista
Vocalista
avatar

Nivel Nivel :
1 / 1001 / 100

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 08/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: Entrada del templo   Sáb Abr 17, 2010 12:50 pm

*Tantas preguntas de golpe que iba a responder, pero solo se quedo en eso iba. La verdad esque abrí levemente los labios para hablar pero entonces la pronunció la palabra que jamás pensé que oiría de su boca.

Así era donde supuestamente se había originado toda esta historia era allí, a donde yo me dirigía, Strish. Tragué saliva y me mantuve callada mirando a los presentes que también se había quedado sin habla.

Realmente su historia era difícil de creer, pero por desgracia comenzaba a creer que podía ser una señal para demostrarme que tenía que ir a ese lugar y descubrir quien era ese chico de mis sueños, y el porque de esa mirada que hacía que se me encogiese el corazón. Quizás me estaba diciendo que iba a pasar esto, no lo sabía. Al menos aun no.

El al acabar su gran discurso, se giró de nuevo a mi y simplemente al oír su pregunta una sonrisa algo traviesa pero divertida se mostró en mis labios.*

- Aunque es una buena historia no lo niego, no puedo asegurar que te crea. Más en cierto modo me han entrado ganas de saber realmente la verdad, y si como cuentas todo ocurrió en Strish, dando la casualidad que yo iba de camino para su templo sabré si es verdad. Pero hasta entonces me temo que tu palabra quedará en duda.

*Dije tranquila, sin borrar la sonrisa de mis labios y sin dejar de mirarle fijamente.*
Volver arriba Ir abajo
Ace
Mago
Mago
avatar

Nivel Nivel :
1 / 1001 / 100

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 16/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: Entrada del templo   Sáb Abr 17, 2010 1:18 pm

El chico suspiró.
La gente se quedó en silencio, y tras las indicaciones de los sacerdotes y colaboradores del templo se les ordeó abandonar oredenadamente el lugra y continuar con su camino a donde fuera que fueran cuando pararon por allí. Quizás por casualidad, o por el aviso de otra gente que sabía que aquello estaba llevándose a cabo.
A los segundos la gente, pensando lo que pensara sobre el tema, iba yéndose y retomando su camino.

El chico siguió mirándote un par de segundos mas, mientras su acompañante bajaba al fin de la mesa y se acercaba a vosotros, queriendo escuchar la conversación.

-Allí todo el mundo te contará la misma historia. Ya lo verás, sea como sea.
Nosotros debemos irnos. No necesito que una simple ángel como tantas como tu crea en mi especialmente.
Además, no sería creer en mi, en todo caso. Sería creer en un desvalido que murió queriendo transmitir tal mensaje. A saber de donde sacaría la información.
Aun así, yo le creo. Está en la mano de todos creer o no, y dudo que, tras terminar de esparcirse la noticia por todo el mundo, haya demasiada gente lo suficientemente incrédula y poco soñadora como para pensar que lo dicho no es cierto.
Pero no creo que pase nada, de ser así. Habrá gente que se dedicará a adentrarse en la búsqueda del tesoro. Otros ignorarán la leyenda y seguirán con sus vidas. Lo que me preocupa es de qué serían capaces los primeros.
Si quieren el tesoro por el bien de Jigokusora..., o para su beneficio propio.

La gente es extraña, ¿sabes?


Y terminó sus palabras con una última medio sonrisa, y se giró hacia la angel que los acompañaba.
-Nosotros deberíamos ir tirando hacia nuestro próximo destino, la ciudad de Asuras, para esparcir tambien por allí la noticia.
Pronto conseguiremos que todo el mundo sea consciente.


Y entonces se giró de nuevo hacia ti.

-Sea lo que sea que tengas que hacer en Strish, suerte. Ya verás como lo que digo es cierto y bien sabido por todas las gentes de por allí.
Un gran tesoro que nos dará todos los conocimientos sobre el por qué de la creación de este mundo y dos especies destinadas a una lucha eterna...
¿Suena bien, eh?
Hemos esperado algo similar mucho tiempo.
Aunque no fuera verdad, ¿no sería bonito creer en ello?
Aunque fuese una pérdida de tiempo buscar y buscar, y a la larga enfrentarse unos a otros por ser los primeros en hallarlo.
Ya se verá
- prosiguió. Aquel chico definitivamente era muy charlatán, y le daba siempre muchas vueltas a lo mismo, repitiéndose constantemente.
Quizás realmente le maravillaba, aquello. Lo descubierto.

-Nos volveremos a ver...- dijo al final, casi en una afirmación, esperando que dijeras algo, o por el contrario te marcharas.
Volver arriba Ir abajo
Azmaria
Vocalista
Vocalista
avatar

Nivel Nivel :
1 / 1001 / 100

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 08/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: Entrada del templo   Sáb Abr 17, 2010 1:30 pm

*El chico era extraño lo reconocía,pero me divertía su forma de ser, como le daba tantas vueltas a lo mismo. Al ver a la chica acercase a nosotros le sonreí educadamente. Devolví la mirada al chico y escuché cada palabra que me decía aunque sus últimos comentarios sobre los sueños y que nos volveríamos a ver, hizo que se me pasase quizás una idea loca pero de igual modo la dije*

-A veces si no crees en los sueños, no acabas viviendo realmente.

*Dije sonriendo levemente, lo decía por experiencia*

-Vais a Asura no? *Pregunte aunque ya sabía la respuesta por lo que no esperé a que me respondiese* -
Os importaría que os acompañe hasta allí, después seguramente yo seguiré mi camino y vosotros difundiréis vuestro mensaje, os parece bien?

*Dije sonriendo dulcemente con un tono tranquilo, la verdad me daba igual viajar sola que con ellos pero quería en cierto modo averiguar algo, no sabía bien el que pero había algo que me llamaba.*
Volver arriba Ir abajo
Ace
Mago
Mago
avatar

Nivel Nivel :
1 / 1001 / 100

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 16/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: Entrada del templo   Sáb Abr 17, 2010 1:37 pm

El chico pestañeó un par de veces, atónito y descolocado, tras tus palabras.
-¿A Asuras?, pero eso sería volver a atrás, ¿qué motivos podrías tener para decir algo así?
Es decir, no te conviene, sinceramente-
replicó de primeras el chico, cuanto mas extrañado.

Su acompañante lo acalló con un gesto de mano, y por primera vez, te dirigió la palabra, con una dulce sonrisa y un tono realmente educado en su melodiosa voz;

-Pero no nos importa. Es mas, sería de nuestro agrado que nos acompañaras.
Tras notificar a Asuras, supongo que las gentes de por allí ya se encargarán por si solas de hacer esparcir la leyenda por los demás rincones y ciudades del mundo, y ya no seremos de utilidad.
Así que volveremos a Strish, ya que también dejamos asuntos pendientes por hacer allí, y así de paso no pasarás el camino sola.
¿Te parece bien?-
terminó diciendo, sin borrar de su rostro la sonrisa. Realmente el brillo de inteligencia en la mirada de la pequeña, tan madura nada mas escucharla, no pasaba desapercibido.

Y aunque la pregunta no iba dirigida al chico, sinó a ti, este último suspiró asintiendo con la cabeza, aprobando la idea.
Y esperando, ahora si, tu respuesta...
Volver arriba Ir abajo
Azmaria
Vocalista
Vocalista
avatar

Nivel Nivel :
1 / 1001 / 100

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 08/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: Entrada del templo   Sáb Abr 17, 2010 1:52 pm

*No pude evitar una leve sonrisa ante tal desconcierto del chico, y aunque me hubiese gustado contestarle inmediatamente habló la chico, tan dulce y maduro su tono que me dio la impresión de estar hablando con una persona más mayor que yo*

- Tienes razón sería volver atrás pero, quiero hablar con una persona que se encuentra allí.

*Respondí al chico sin hacer desaparecer cierta sonrisa inocente que no ocultaba el humor que tenía ahora, esta contenta porque podría ver a Riot de nuevo y así contarle tal historia.*

-
Y teniendo en cuenta que yo vivo allí, tendréis un lugar para descansar y comer sin apuro.*Sonreí y proseguí con mi respuesta a la muchacha* - Y tienes razón así no iré sola a Strish, y bien nos vamos ya?

*Dije colocándome bien la mochila sobre un hombro y esperando a los demás, aunque no había estado fuera mucho tiempo me preguntaba si estaría todo igual que cuando yo lo dejé. Ahora que lo pensaba no sabía ni los nombres de los dos, aunque la verdad tampoco había preguntado, ladeé un poco la cabeza y sonreí. Ya habría tiempo para saberlo*


Volver arriba Ir abajo
Ace
Mago
Mago
avatar

Nivel Nivel :
1 / 1001 / 100

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 16/04/2010

Ver perfil de usuario

MensajeTema: Re: Entrada del templo   Dom Abr 18, 2010 11:23 am

El joven demonio se te quedó mirando durante unos segundos mas, de absoluto silencio.
Y es que las pocas personas que aun quedaban por allí ya se estaban yendo, si bien no entrando al templo a hacer lo que quisieran hacer allí.
Tras ello, entrecerró un poco los ojos, entre pensativo y dubitativo, suspiró cerrando del todo los ojos, en unos instantes que se dio a si mismopara descansar, y se encogió de hombros.
-Vayamos, pues...- terminó diciendo, mientras hacia un gesto con la cabeza a su acompañante indicándole que se pusiera en camino en la dirección contraria a la que tu ibas desde un inicio.
Para tu alivio, al menos sabías que no iba a ser tan aburrido, ahora, con compañía.

Y empezasteis a caminar a paso tranquilo.
Y es que, con suerte, aun no habría anochecido, sino que estaría a punto de terminar de ponerse el sol, si ibais a un paso normal.

A los pocos minutos de estar alejándoos del templo, la niña pasó a estar a tu lado, quedando tu enmedio y no el chico, como habíais empezado la marcha, te agarró de la mano y estiró hacia abajo para llamar tu atención.

-No es apropiado viajar con desconocidos. Así que, al menos, deberíamos presentarnos.
Perdón no haberlo hecho antes, con el lío.
Me llamo Aeryn.
Y el pintas a tu lado, Ace
- se presentó al fin a ella y su acompañante, con la dulce sonrisa de aquellos primeros momentos.

El tal Ace arqueó una ceja.
-¿Pintas?- dijo, con el típico tonido de desdén que había solido emplear durante aquel tiempo. En seguida decidió ignorar ese peculiar adjetivo, y desvió la mirada hacia ti.
-Y bien, ¿tu eres...?

________________
Ahora postea en la escena "de paso" : 3
Está en el índice, en la categoría "heaven", abajo del todo xD
Es un foro aparte.
Abre tu misma un tema con el título: " Asuras - Templo de Heaven" ^^
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado





MensajeTema: Re: Entrada del templo   

Volver arriba Ir abajo
 

Entrada del templo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Silent Pain :: Heaven (On-rol) :: Templo de Asuras-

Como crear un foro | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | Foroactivo.com